He desplegado (parcialmente) VMware Integrated OpenStack en mi homelab, y he de decir que ha sido un poco dulce-amargo, dulce por la posibilidad de poder usar un nuevo estándar de facto como OpenStack encima del hypervisor que probablemente ya esté en producción, y amargo porque los requerimientos por defecto de VMware son totalmente abrumadores, y para muestra os pego los requisitos de la suite.

OpenStack Requirements

192 GB de RAM, 56 vCPUs y 605 GB de Storage. Tendré que mirar cuanto puedo reducirlo y si entrará en 40GB de RAM siendo minimamente usable, porque si no veo pidiéndole a la empresa que me monte un laboratorio enterprise-grade para poder jugar con ello.

Como ventajas que le veo:

  • Soportado por VMware, siendo el soporte opcional. Mientras no lo tengas en producción, el coste que te ahorras.
  • Upgrades probados por VMware, siendo completamente drop-in
  • Abstracción de la capa de hypervisor, facilitando una posible integración de nuevos hypervisores.

Como desventajas principales:

  • Los requisitos mínimos marcados por VMware, 15 VMs, 56 vCPU y 192 GB de RAM, prácticamente te comes un servidor en la infraestructura OpenStack
  • Para sacarle el máximo jugo posible necesitas tener NSX instalado en el entorno, si no pierdes parte de las funcionalidades de red como segmentación de capa 2 y parte de los servicios de capa 3 como routers virtuales e IPs flotantes.

Solo me queda decir que estoy emocionado con esta nueva suite y espero poder probarla a fondo estos días. ¡Gracias VMware!